Archive for the ‘Artículos’Category

SE REDUCE LA IMPORTACION DEL GAS NATURAL LICUADO (GNL) en ESPAÑA

Compartimos el artículo de BLOOMBERG sobre la pérdida de protagonismo de España como importador de Gas Natural Licuado. Según el artículo, el menor consumo de gas por parte de los ciclos combinados (CTCC), la crisis actual del país junto con el nuevo gasoducto MEDGAZ, que nos suministra un gas más barato desde Argelia, está haciendo que los planes de futuro de las regasificadoras españolas se resientan de forma notable.

El artículo original en inglés se puede ver en http://www.businessweek.com/news/2012-01-04/u-k-overtaking-spain-to-become-world-s-third-biggest-lng-buyer.html

4 de enero (Bloomberg) – El Reino Unido ha superado el año pasado a España para convertirse en el tercer mayor comprador de gas natural licuado (GNL) del mundo, según a informado un consultor de EE.UU.

“Gran Bretaña importó una cantidad récord de 19,6 millones de toneladas métricas de GNL el año pasado, un 32 por ciento más de los 14,8 millones del año 2010, según Zach Allen, analista de Eurasia Pan Enterprises Inc., de Raleigh, Carolina del Norte. Las importaciones de GNL españolas cayeron un 18 por ciento hasta los 17,4 millones de toneladas, mientras que las importaciones francesas aumentaron un 16 por ciento hasta 11,6 millones de toneladas”.

“Una combinación entre los problemas económicos en España, junto con la disponibilidad de gas por el gasoducto Transmed (MEDGAZ) están reduciendo en España las compras de gas natural licuado”, dijo Allen. “Supongo que se ha alcanzado un acuerdo de precios beneficiosos para este gas con Argelia a través del gasoducto que lo hace ser una mejor alternativa que las importaciones de GNL”.

España fue el tercer mayor comprador de GNL del mundo en el año 2010, según datos de revisión anual de energía de BP Plc.. Japón y Corea del Sur fueron los más grandes consumidores de GNL en ese año.

Las importaciones japonesas de GNL en el mercado SPOT y programado hasta el mes de noviembre del año pasado aumentó en un 12 por ciento hasta los 71,4 millones de toneladas con respecto al año anterior, según el ministerio de finanzas de la nación. Las compras de GNL de Corea del Sur, en los primeros 11 meses de 2011 aumentaron un 9 por ciento hasta los 31,93 millones de toneladas, según datos del Servicio de Aduanas de Corea.

El GNL es gas natural enfriado a menos 260 grados Fahrenheit (menos 162 grados Celsius), reduciéndola unas 600 veces su volumen original para el transporte en gaseros y camiones cisterna.

Para contactar con el periodista de este artículo: Dinakar Sethuraman en Nueva Delhi a dinakar@bloomberg.net

Para contactar con el editor responsable del artículo Alejandro Kwiatkowski en akwiatkowsk2@bloomberg.net.

06

01 2012

SIMULACRO


Achegamos excelente artigo de Xoan Rubia publicado no Diario de Ferrol, decembro 2012.

Coma vostedes saberán, dende sempre mantiven unha opinión belixerante respecto da localización dunha planta de gas preto do núcleo de poboación onde vivo. A miña oposición non foi nin moito menos caprichosa, senón baseada noutras procedentes de voces autorizadas, cando menos tanto como as que dende o principio promulgaron a súa inocuidade.

Non obstante un illado parecer non ten maior importancia se este non vai seguido doutros na mesma dirección e a verdade foi que o gas e demais produtos enerxéticos inflamables están aí porque así o decidiron aqueles que tiñan facultade para facelo: os políticos de quenda que non tiveron en conta a opinión dunha parte da poboación que, polo que se viu, semellou feble diante dunha grande maioría silenciosa. Xa é sabido que “quen cala outorga” e nesas estamos.

Non pretendo, lástima fora, erixirme en portavoz de nada e de ninguén, pero estou seguro de que case tódolos que estivemos no seu momento en contra da presenza dunha industria destas características pegada as nosas casas nunca puxemos en cuestión a necesidade estratéxica do gas coma importante elemento enerxético, nin discutímo-los beneficios que reporta para o desenvolvemento económico do noso país. Ata aquí non hai discusión. So cuestionamos a súa localización baseándonos nos posibles factores de risco que unha industria así podería reportar á poboación próxima a súa área de influenza. Nin máis nin menos. Apostabamos pola premisa da seguridade diante dos beneficios a calquera prezo.

Aqueles que viron nesta industria a táboa de salvación para un pobo coma Mugardos que sofre, coma os do resto da comarca, a lacra da destrución de postos de traballo e xa que logo un elevado índice de desemprego, a recibiron cos brazos abertos. Obviaron os posibles riscos en aras da alternativa dunha importante oferta de emprego que suporía un avance substancial na mellora do nivel de vida dunha parte relevante da poboación.

Ao día de hoxe, vostedes dirán se eses degoros cumpríronse ou non.
Certo perigo semella que flota no ambiente cando anúnciase un simulacro co gallo de ca xente estea alerta perante calquera eventualidade non de-sexable que se produza dentro do recinto empresarial. Bombeiros, Protección Civil, Policía Local, 061 e demais persoal sanitario atentos para actuar se as cousas non van ben. Certo que se avisou á xente de que este operativo non vai afectar ó desenvolvemento das súas actividades cotiás xa que neste caso so se trata dunha simulación. Diante de todo isto cabe pensar que aqueles que manifestamos no seu momento a nosa preocupación polo risco potencial que supuña ter miles de metros cúbicos de gas preto do núcleo de poboación estabamos no certo. Cando o simulacro transcende dos propios lindes da empresa e afecta á xente que nada ten que ver con ela, a cousa da que pensar. Aquelas recomendacións de se meter na casa cando soen as sinais acústicas, sintonizar a RGA ou RNE para segui-las instrucións, non prende-las luces, nin os mixtos, non fumar, pecha-las fiestras e esperar aí ata que pase o perigo, non as saco da chistera, están nos manuais de emerxencias e nas hemerotecas e posiblemente, andando o tempo, serán argumento de próximos simulacros.

Hoxe, cando escribo isto, ía se-lo día pero o operativo anulouse pola ameaza de temporal, un temporal que xa se nota aí fora cun vento que zoa con grande forza acompañado dunha chuvia torrencial. Isto non é unha simulación; é real e a xente corre para se poñer a bo recado, tanto que xa nin se ve un alma pola rúa. Observando a furia con que arremete o vento e a auga pensei no difícil que é evita-los desastres naturais (tempestades, terremotos, erupcións volcánicas, etc.) e ao tempo reflexionei sobre o fácil que sería controlar aquelas que pode provoca-lo ser humano. Oxalá que este simulacro e os que veñan, polo ben de todos, se queden neso: en simulacros. Si.

Xoan Rubia é cantautor, articulista e veciño de Mugardos.

25

12 2011

La tenemos ahí otra vez

Interesante artículo publicado en LA OPINION A CORUÑA hoy 4 de diciembre de 2011, escrito en “Cartas a Laila”

Entrada en la ría de Ferrol del gasero averiado ´Arctic-Princess´, el pasado 24 de noviembre. / efe

Hoy mismo, querida amiga, hace diecinueve años que se partió y hundió el Mar Egeo, pegadito a la Torre de Hércules, con 80.000 toneladas de crudo a bordo. Una enorme columna de humo denso ennegreció el cielo de la ciudad y se nos encogió el alma a todos. Por fortuna los vientos llevaron hacia el mar aquella nube negra, porque de haber soplado al contrario no sabemos lo que podría haber pasado en la zona de Monte Alto, la Ciudad Vieja o el Orzán. Pero no nos libramos de las manchas de petróleo que contaminaron las rías de A Coruña y Ferrol, desde Sisargas a Punta do Cadro. Aún estaban sin saldar las nefastas secuelas del Urquiola y vivas en la memoria la catástrofes de Polycommander, del Erkowit, del Andros Patria y del Casón. Con esta historia por detrás, quedó demostrado que no habíamos aprendido nada de ella, cuando en 2002 se abatió sobre nosotros el desastre del Prestige, como una plaga bíblica. La cólera y la conciencia general de desamparo institucional cristalizaron en una gran movilización ciudadana, en Galicia y fuera de ella, para enfrentarse a la crisis, que se concretó en aquel grito colectivo, desgarrado y reivindicativo: “Nunca Máis”.

¿Habremos, querida Laila, aprendido algo ahora? ¿Habremos hecho realidad aquel “Nunca Máis”? No lo sabemos a ciencia cierta, pero he de decirte que tengo muy serias dudas de que hayamos conjurado razonablemente el peligro, si nos atenemos a lo que está sucediendo.

Es verdad que a partir del Prestige se han tomado medidas de protección y vigilancia muy notables: se han cambiado las rutas de la navegación de buques peligrosos, se han adoptado medidas en la construcción de los transportes con riesgo, se han establecido mejores mecanismos de coordinación institucional a nivel europeo y parece que hay mejores y más ágiles medios técnicos de respuesta a crisis y catástrofes. Seguramente esto es así, pero tengo la impresión de que está pasando el día y la romería, a pesar de que, según dicen, estadísticamente estaríamos ya muy cerca de un nuevo desastre, dadas nuestras condiciones y el tiempo pasado.

En todo caso, querida, lo más evidente es que en Galicia sí hemos abierto nuevas posibilidades a la catástrofe con lo que Miguel Ángel Aguilar llamó el “Dislate de Reganosa”. Colocamos en el peor sitio posible de la ría de Ferrol una planta de regasificación en medio de un núcleo de población de más de 8.000 personas en un radio de 2.000 metros, con viviendas a menos de 80 y que supone un riesgo permanente para la navegación de los barcos que la nutren por la angosta entrada a la ría. De estos peligros fue una buena muestra la última y reciente incidencia del gasero Arctic-Princess que había perdido el rumbo y hubo de ser enderezado por un par de remolcadores.

La tenemos ahí, querida Laila, y en ello están implicados los gobiernos de Fraga, de Touriño y el BNG y ahora el de Feijóo que no han movido un dedo por impedir esta barbarie. Es verdad que hubo y aún continúa habiendo protestas y demandas de traslado de la planta, muy justamente encolerizadas, pero absolutamente tapadas por un manto de silencio oficial y también mediático del que, por cierto, es una excepción LA OPINIÓN, tal como señalaba el propio Miguel Ángel Aguilar el pasado año.

¿No te resulta extraño e indignante que un incidente como el del gasero no haya merecido siquiera una urgente y clamorosa intervención parlamentaria? Parece que quienes gobiernan e informan nos están llevando, de nuevo, a la indefensión ante otra desgracia, lo que es un verdadero crimen. Y que no me vengan con que, por no alarmar, no alertan, porque eso es una falta de respeto, además de una estupidez.

Lo dicho, querida, parece que la tenemos ahí otra vez.

Un beso.

Andrés

04

12 2011