Archive for October, 2005

NO al CIRCUITO ABIERTO DE VAPORIZACION

Artículo publicado en INDEPENDENT WEEKLY

Environmentalists and oil companies square off over the rapid development of Liquefied Natural Gas terminals.
By Nathan Stubbs | 3/2/2005

TRADUCCION:Grupos de pescadores locales y medioambientalistas están luchando para alcanzar una fuerte posición en la carrera contra la industria de la energía que pretende construir nuevas terminales de GNL en la costa de Lusiana.
Cuatro instalaciones de GNL existen en EE.UU. incluyendo la de Lake Charles. Todas se han autorizado para trabajar con sistema de “Circuito Cerrado” el cual de forma continua recicla, en un sistema cerrado, el agua confinada en una piscina. Pero la nueva terminal de Shell se ha autorizado con sistema “Circuito Abierto de vaporización” y esa decisión está provocando la cólera de más de una docena de organizaciones cívicas y de negocios desde la Liga de Mujeres Votantes de San Tammany a la Asociación de Pescadores Unidos.
Los terminales que usan ORV “chupan” hasta 200 millones de galones de agua de mar al día (757 millones de litros) -junto con sus habitantes vivos- a través de un tipo de radiador y circula por unos paneles que tienen una temperatura de menos 260 ºF ( menos 162 ºC) . Luego el terminal descarga el agua al mar, ahora clorinada y sobre 20 ºF menos de temperatura (10 ºC).
Susan Mopper, directora del Centro de Lafayette para la Teconología de Medio ambiente y Ecología de la Universidad de Lusiana, dijo que la terminal de GNL tendrá un impacto importante en las poblaciones de pescado y crustáceos del Golfo. No poseería solamente una amenaza para los huevos y las delicadas larvas que representan la siguiente generación de pesca, si no que también lo sería para el diminuto plancton que es la base de la cadena alimentaria del Golfo. Mopper se estremece cuando considera el efecto de todos los terminales que utilizarían el sistema de “Circuito Abierto”.
“Van a esterilizar todo y eso será la peor cosa que pueda suceder en el Golfo” dice ella. “Esto es similar al concepto de zona muerta. Podría crear su propia zona muerta miniatura”

TEXTO ORIGINALLocal fisheries and environmental groups are struggling to catch up in the energy industry”™s race to construct a slew of new terminals off Louisiana”™s coast for importing Liquefied Natural Gas.
Four LNG facilities exist in the United States, including Trunkline LNG in Lake Charles. All of those sites are permitted as “closed loop” systems, which continuously recycle an enclosed pool of water. But Shell”™s new terminal is permitted as an “open rack vaporization” or open loop system “” and that decision is drawing the wrath of more than a dozen civic and business organizations from the League of Women Voters of St. Tammany to the United Commercial Fisherman”™s Association.
Terminals using ORV suck in up to 200 million gallons of sea water a day (along with its living inhabitants) through a radiator-like structure and run it over panels with a temperature of minus 260 degrees Fahrenheit. The terminal then discharges the water “” now chlorinated and about 20 degrees cooler “” back into the sea.
Susan Mopper, director of UL Lafayette Center for Ecology and Environmental Technology, says even one such LNG terminal could have a noticeable impact on the Gulf”™s fish and crustacean populations. Not only would the terminal pose a threat to the eggs and delicately drifting larvae that represent the area”™s next generation of fish, but it would also take in the tiny plankton that forms the base of the Gulf”™s food chain. Mopper shudders when she considers the effect of a whole fleet of open water LNG terminals.
“It”™s just going to sterilize everything, and that”™s the worst thing that can happen in the Gulf,” she says. “It”™s similar in concept to the dead zone. It could create its own miniature dead zone.”

Artículo completo en : http://www.theind.com/news2.asp?CID=1405114935

21

10 2005

EE.UU. y CHINA dos motores hambrientos

Por Cathy García, peruana, natural de Apurímac, es Doctora en Ciencias Aplicadas. Actualmente se desempeña como catedrática de la Universidad de Nueva York, en la especialidad de Energía y Ciencias Ambientales (cathygarciap@aol.com)

La producción mundial del petróleo es cerca a 80 millones de barriles por día. Según los expertos, la próxima década será de 100 millones. Estados Unidos sólo tiene el 5% de la población mundial, pero consume el 25% de la producción global del petróleo. La conservación solo es predicada en tiempos electorales, pero casi nunca practicada. Casi el 70% del petróleo que consume, es usado en transportes. Una gran parte de esta energía, es derrochada por vehículos grandes de baja eficiencia energética (camiones, SVUs, etc.) La producción doméstica cubre aproximadamente el 40% de sus necesidades, el resto es importado.

EEUU importa casi 15 millones de barriles de petróleo al día, principalmente de medio oriente (Arabia Saudita) y Venezuela. Cada día usa cerca de 850 millones de galones de productos del petróleo, aproximadamente 3 galones por persona. Cada día, 200 millones de carros se tragan el 11% de la producción mundial de petróleo (6-7 % es usado por otros medios de transporte). Según la Oficina de Energía Nuclear del Departamento de Energía, para el año 2025 se necesitaran 335 mil millones de watts adicionales, que equivaldría a la construcción de 50-60 nuevas plantas de electricidad. EEUU necesitará aprox. 335 mil millones de watts para el año 2025

China ha emergido como serio competidor de recursos naturales a nivel mundial. Lástima que los chinos llegan en el momento que ya no se descubren grandes pozos petrolíferos y el petróleo (al igual que el gas natural) barato ya es cosa del pasado.

China, la nueva potencia. China se ha convertido en el segundo consumidor de energía en el mundo, después de EEUU (desplazó al Japón). Como resultado, es el segundo contaminador de gases invernaderos en la atmósfera que causan el calentamiento global y variaciones climáticas. Es responsable de aproximadamente 14% de los contaminantes metano y dióxido de carbono. Aprovechando su sistema laboral socialista, en alianza con transnacionales de EEUU y Europa, usa el capitalismo de Estado para lograr su meta de cuadruplicar su producto bruto interno para el 2020 (declaración Xiaokang Sejuí o sociedad opulenta). Ese objetivo sólo lo puede alcanzar duplicando sus necesidades energéticas. Sólo del 2001 al 2004, el crecimiento económico de China con un 9% anual, significa el 33% del crecimiento global (el doble de EEUU). Como resultado, ha generado el crecimiento de una clase burguesa con una voracidad fuera de control para el consumo de energía (carros SVUs, artefactos eléctricos, etc.). Sólo el 2003, compró el 40% de todo el cemento producido en el mundo y el 90% del acero (NR&R, Winter 2005). El 2002 ya habían 10 millones de carros privados en China y para el 2015 crecerá a 250 millones (sobrepasando a EEUU en cerca de 20 millones), la industria aeronáutica crecerá en un 200% para el 2014. Existe una masiva demanda de energía en China.

La Agencia Internacional de Energía reporta que China consume más de 6 millones de barriles de petróleo al día. El 2003, cerca al 70% de las nuevas plantas eléctricas en el mundo se construyeron en China. Pese a ese esfuerzo, el 2004 varias regiones autónomas de China han experimentado cortes de energía y racionamiento eléctrico afectando la producción y a los usuarios. China, es el primer productor y primer consumidor de carbón en el mundo (le provee de 60-70% de sus necesidades y tiene reservas para cientos de años). Pero los altos gastos en salud en los trabajadores y comunidades cercanas (debido a la contaminación del aire), China se vio obligado a buscar otras fuentes de energía. En su 10mo Plan Quinquenal (2001-2005) promueven el uso del gas natural, la energía nuclear, hidrléctricas, y otras energías renovables.

El gas natural no es la fuente principal de energía de China. Las reservas de gas llegan a 53.3 trillones de pies cúbicos o Tpc (billones en español) y sólo representa el 3 por ciento del total de energía consumida. Se proyecta duplicar el uso de gas natural para el 2010. Con ese propósito, se construye un gigante gaseoducto de 4,200 kilómetros que conectará la provincia de Xinjiang en el ste con Shanghai. El proyecto se completará el 2007. Este gaseoducto transportará el gas importando de Irán (US$29 mil millones de LNG durante 25 años). Hay planes para construir 9 terminales de gas natural en los próximos años en China.

China está por agotar sus reservas de petróleo. El 2003, tenían 23.7 billones de barriles, el 2.1 por ciento de las reservas mundiales. Este se puede agotar la próxima década. Por esa razón, los chinos (imitando a EEUU), construyen depósitos estratégicos de petróleo que les abastezca petróleo por 75 días en casos de guerra o boicot. Desde el 2003, China es un importador neto de petróleo y hoy en día es el tercer importador neto de petróleo en el mundo (importa un tercio de sus necesidades hoy y proyecta importar la mitad el 2010 generalmente del Medio Oriente). Como cualquier potencia, teme un boicot de sus proveedores, un aumento del precio de la energía en el mercado, o una agresión de EEUU (problema de Taiwán). Por esta razón, está invirtiendo en la exploración/explotación de petróleo en el medio oriente, Africa y la Selva peruana. También construye oleoductos en el Asia Central y Rusia. China cuenta con los más grandes recursos hidrléctricos en el mundo, su proyecto mas ambicioso, la Represa (DAM) Tres Gorges, espera producir 18 GW en 2009. Pero la operación de este gigantesco reservorio de agua de 372 millas, bloqueará el tercer río mas largo del mundo (el Yangtze), desplazando a más de un millón de personas, inundará mas de 240,000 acres de tierras productivas y, finalmente, sumergirá a más de 1,000 sitios arqueológicos. Pero todo ese esfuerzo, no podrá resolver los problemas energéticos de 1.3 mil millones de chinos que crecen en una cantidad de 10.4 millones al año, y una economía con un riesgo de irse fuera de control. De acuerdo a la Fundación de energía de EEUU, la energía producida por Tres Gorges sólo cubriría el uso de los nuevos acondicionadores de aire en los próximos 5 años.

China es parte integrante de la Convención del Cambio Climático de la ONU, ratificó la Convención de Kyoto el 2002 y su Mecanismo de Desarrollo Limpio, en teoría, sigue las reglas para minimizar la producción de gases que causan el calentamiento global y el cambio climático (http://cdm.cchina.gov.cn).

El carbón, además de generar casi el doble de dióxido de carbono (CO2) por unidad de energía que el gas natural, es responsable para que China sea el que emita más CO2 en el mundo. El CO2 es un contaminante del aire y causante de la precipitación del agua ácida, haciendo un daño severo a la salud humana y al medio ambiente.

China ha adoptado leyes claves de conservación de energía (1997) y eficiencia (1986) de EEUU y Europa, pero su cumplimiento es todavía incierto. Muchas ciudades han decretado leyes para otorgar incentivos a los vehículos que usan LNG y el gas natural comprimido. La protección de los bosques será convertida en la mayor inversión ambiental de China, por esa razón están importando madera y muebles de los países amazónicos (Perú, Brasil,, etc.). Esa lección ambiental lo aprendieron luego que el río Amarillo se secó en 1997 y las subsecuentes aluviones de Yangtze produjeron muchas muertes y desolación. Como resultado, China implementa dos leyes: la ley de Protección de Bosques y la de Conversión de Tierras que les dieron mejores resultados. Mas de un millón de hectáreas fueron reforestadas con la cooperación de varios países europeos como Italia.

China es el país que tiene las más grandes inversiones de las transnacionales, pese a las altas tarifas (impuestos y regalías que no ahuyentan la inversión), los retornos (utilidades) son bajas y la protección a los derechos de propiedad inadecuadas. China es miembro de la Organización Mundial del Comercio desde diciembre del 2001. La transformación del socialismo al capitalismo de Estado (llamado también economía socialista de mercado) es un volcán que no tardará en explotar. El rol del Estado y la autoridad central del gobierno, poco a poco, tiende a declinar. Los comandos de control y protección de los comunes declinan (al igual que las empresas estatales). La liberalización y descentralización lleva a millones de desocupados y al aumento de la pobreza en grandes capas de la población. La imposición de leyes capitalistas, como las reformas al mercado dejadas por Deng Xiaping, están agrandando la desigualdad. El sector privado ha crecido enormemente y, a la vez, su poder político, incluyendo la corrupción. La clase burguesa no solo pide leyes que protejan sus prácticas corruptas y anti-laborales (despidos y bancarrotas), sino también pide represión.

Hay una gran cantidad de trasnacionales de EEU y ONGs trabajando en China para eliminar la protección socialista de los comunes (el derecho a la salud, la educación, vivienda, trabajo, etc.). EEUU y cientos de sus ONGs compiten con los gobiernos europeos y Japón que entran con préstamos y ayudas económicas. Existen 20 agencias del gobierno de EEUU trabajando con los chinos en proyectos de energía y el medio ambiente, etc. Lo irónico es cuando la empresa China National Offshore Oil Corp. (Cnooc) quiso comprar por 18.5 mil millones de dólares la compañía de EEUU American Oil Company (Unocal), el Congreso de EEUU criticó los tratos y los hizo abortar por razones de “seguridad nacional”. Otra lección que deben aprender los neoliberales peruanos que impulsan el TLC con EEUU.

Los dos motores hambrientos de energía en el mundo caminan juntos practicando la colusión y colisión. Colusión en la caza y explotación de los recursos naturales (minas, energía) de los países pobres, y colisión cuando se trata de defender sus intereses económicos y geopolíticos.
cathygarciap@aol.com
Cathy García, peruana, natural de Apurímac, es Doctora en Ciencias Aplicadas. Actualmente se desempeña como catedrática de la Universidad de Nueva York, en la especialidad de Energía y Ciencias Ambientales (cathygarciap@aol.com). Los puntos de vista expresados no necesariamente son los de Petroleumworld.

Nota del Editor:Este comentario fue publicado originalmente en www.redvoltaire.net, en Agosto, 2005. Petroleumworld lo reproduce en beneficio de los lectores.
Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fairuse) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright)
Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas.

http://www.petroleumworld.com.ve/Napa081905.htm

21

10 2005

FERROL Y FALL RIVER (EE.UU.)

FERROL (GALICIA) Y FALL RIVER (MASSACHUSETTS) – Artículo publicado en la revista nº 21 de ATENEA

La bahía de Narragansett está situada en la costa atlántica de EE.UU. y baña a los estados de Massachusetts y Rhode Island. Tiene una longitud de 30 km y dos entradas desde el océano (separadas por unas islas) de 10 km de longitud, con un ancho de bocana de aproximadamente 1.500 metros. La bahía de Ferrol tiene una longitud de 7 km, una sola entrada, bastante tortuosa para la navegación, de 140 a 200 metros de ancho y 5 km de longitud.

La bahía americana tiene en el extremo interior dos pequeñas rías en donde desembocan los ríos Tauton y Providence. En la primera ría, en el lado oriental de la bahía, se asienta Fall River (Massachusetts), una ciudad de 100.000 habitantes y en la segunda, la ciudad de Providence (capital del estado de Rhode Island) de 180.000 habitantes. Ferrol también esta situada en una ría, pero más pequeña y con menos habitantes que las anteriores y en su extremo interior también desemboca un río, el Jubia.

Ambas rías, Narragansett y Ferrol, tuvieron su origen por las excelentes condiciones de abrigo para los buques que navegaban por la zona y por esta razón nuestros ancestros marinos instalaron en ellas sus hogares, almacenes, talleres, astilleros, etc.

También las empresas gasistas fueron conscientes de estas características y han propuesto instalar en el interior de las dos rías y a cierta distancia de las tres ciudades, Ferrol, Fall River y Providence sendas plantas regasificadoras de Gas Natural Licuado (GNL). ¿Por qué? Fundamentalmente porque en los tres casos se cumplían dos requisitos fundamentales y apetitosos para las empresas gasistas: el primero evitar la construcción de un dique de abrigo para conseguir que el gasero estuviera “inmovilizado” durante las operaciones delicadas de descarga de gas licuado y el segundo para conseguir la menor distancia entre las regasificadoras y las redes de gasoductos nacionales. Por otra parte, la ausencia de accidentes mayores en este tipo de planta animaron a los gasistas a tener la osadía de acercarlas a poblaciones agrupadas, contraviniendo las normativas del sector y el más mínimo sentido de la prudencia. Lo peor es que ni saben y ni quieren saber las consecuencias para la población de un accidente mayor en este tipo de plantas de gas licuado.

Estas empresas, conscientes de la impopularidad de estas industrias, publican en sus páginas web y en los periódicos locales, a veces con su connivencia, las “ventajas” típicas que estos proyectos pueden suponer para la población de la zona, como son: fin del paro, reducción del precio del gas, polo de atracción de otras empresas, energía limpia, chorreo de dinero a las arcas municipales, etc. No cabe duda que la mayoría de estas ventajas son falacias simplonas que se descalifican por si solas, no obstante, los psicólogos de las empresas gasistas saben que con su difusión consiguen desorientar a la población, a los medios de comunicación y también a ciertos políticos de poco “calado”.

La LNG Terminal Act of 1977, emitida por la comisión de energía del estado de California ha sido un referente importante para el asentamiento de las primeras plantas regasificadoras de GNL. Esta normativa exigía una distancia mínima de 4 millas (6´5 km) a poblaciones agrupadas de más de 60 habitantes. Posteriormente, las reglamentaciones aplicables a este sector incluyeron la exigencia de realizar un Estudio Cuantitativo de Riesgos (QRA). Algo que en España no se practica con rigor, al menos en el sector del gas natural licuado.

En la bahía de Narragansett existen otras poblaciones más pequeñas como son: Bristol, Portsmouth, Middletown, Somerset, Tiverton, New Port, Barrington, etc., de algo menos de 30.000 habitantes cada una. La ría de Ferrol también existen zonas pobladas agrupadas, Fene, Mugardos, A Graña, El Castillo de San Felipe, etc., aunque de menos habitantes que aquellas.

En la bahía de Narragansett se ubica la famosa base militar Naval Undersea Warfare Center de New Port, de submarinos y portaaviones, próxima a la ciudad del mismo nombre. Ferrol también tiene una base naval de la Armada Española y astilleros militares. Por ambas rías circularán, si progresan los proyectos que estamos comentando, enormes gaseros cargados de GNL.

La USCG (servicio de guardacostas de EE.UU.) limita una zona de seguridad perimetral, alrededor de los gaseros, mientras navegue por la ría, de 1.000 yardas (915 metros) de ancho y que impide cualquier movimiento en esa zona de buque o lanchas durante el tiempo de estadía del mismo. Los gaseros son escoltados por varios buques del USCG, lanchas de la policía, helicópteros, etc. La ría de Ferrol tiene 1 Km de ancho, lo que hipotecaría cualquier movimiento de los buques, (incluyendo los de la Armada Española) si se llegara a aplicar esta norma.

En Ferrol, nuestras autoridades marítimas no se han manifestado en este sentido. Existe en vigor una norma de navegación y practicaje para la navegación de cualquier buque en nuestra ría y que si se aplica, los gaseros no podrían operar en la actualidad.

Debido a los estudios de navegación de los gaseros para operar en la bahía de Narragansett es preciso realizar un dragado en la zona de Fall River, el cual es fuertemente rechazado por los biólogos del sector pesquero, por el propio cuerpo de ingenieros del ejército, pescadores deportivos, asociaciones ecologistas, etc. También será necesario ensanchar el puente levadizo de Brightman Street de Fall River. La bahía de Ferrol también se requiere el dragado para la navegación de los gaseros, aunque se tiene que realizar en el canal de acceso, mucho más difícil de ejecutar debido a su fondo rocoso.

En las plantas de GNL propuestas de Providence y Fall River no se utilizará el sistema abierto (open loop) de agua de mar para regasificar el gas licuado criogénico ya que lo prohíbe la Clean Water Act de los EE.UU. Este sistema de regasificación consiste en circular ingentes cantidades de agua de mar por unos vaporizadores y que al calentar el gas licuado lo convierte de nuevo en gas, enfriándose el agua, la cual será vertida de nuevo a la ría unos 7 a 10 ºC más fría.

Para evitar la acumulación de colonias de seres marinos en el interior de los conductos (que los obturarían) y vaporizadores de la planta es preciso mezclar el agua de mar con hipoclorito sódico para matar a las larvas y huevos de pescados y moluscos de forma que no “anidarían” en los sistemas de vaporización. El agua al volver al mar fría y envenenada esquilmaría los bancos marisqueros de la ría. En la planta de GNL de Ferrol se pretende ahora utilizar este sistema cuando sus promotores manifestaron, hace cuatro años, su intención de no hacerlo tal como publicaron los medios de comunicación en aquel momento y reconociendo la no conveniencia de su uso. El caudal de agua necesario que se estima en la planta de Ferrol es del orden de 60 millones de litros al día, más del doble del caudal del río Jubia. Descoconozco si por parte de los biólogos que trabajan en la ría de Ferrol se han realizado alegaciones y/o estudios de impacto sobre el habitat marino de este sistema de vaporización.

Tanto en la bahía de Narragansett como en la de Ferrol se formaron asociaciones de vecinos para coordinar las acciones legítimas de protesta en contra de estos asentamientos. En Narragansett se forma una asociación de nombre Save the Bay (Salvemos a la Ría) en la cual partcipan todo tipo de asociaciones de vecinos, pescadores deportivos y comerciales, etc.

En Ferrol se forma en julio del año 2.001 el Comité Ciudadano de Emergencia de la Ría de Ferrol constituido en la actualidad por más de 50 asociaciones de vecinos, culturales, profesionales, deportivas, mariscadores, etc.,ignoradas por el actual alcalde de Ferrol.

La Energy Bill (Ley de la Energía de los EE.UU.), aprobada el 29 de julio pasado, incluye una cláusula que da plena y única autoridad a la FERC (Comisión Reguladora Federal de la Energía) para decidir las ubicaciones de estas regasificadoras. Esta cláusula fue incluida a última hora, se dice que a instancias del presidente Bush, dados los rechazos que se estaban sucediendo en las zonas propuestas para ubicar estas plantas de GNL y obviamente a solicitud de las empresas gasistas. Esta Ley cancelaba la participación de las comisiones de energía de los estados correspondientes en los procesos de valoración y aprobación de los asentamientos de las regasificadoras. Los gobernadores de varios estados, como California, Alabama, Mississippi, Rhode Island, Delaware, Massachusetts, New Jersey y Louisiana han enviado sendas cartas de protesta al gobierno federal.

Con este poder en la mano, se sospechó que la FERC emitiría de forma inmediata las actas de aprobación de algunas plantas. Conocedores de esta posibilidad, cientos de vecinos de la ciudad de Fall River se concentraron el día 30 de julio en una asamblea ciudadana, alrededor de las típicas barbacoas, en el parque de la ciudad para seguir las noticias sobre la posible decisión de la FERC de aprobar la planta de Fall River.

Efectivamente, allí se supo que este organismo aprobaba las plantas de Sabine Pass y la de Fall River, rechazando el proyecto de Providence.

No se hicieron esperar declaraciones en contra de esta decisión de la FERC que fueron publicadas en los medios de comunicación y entre las que se pueden encontrar en la “red” destaco las de las siguientes personalidades:

Alcalde de Fall River Edward Lambert, Presidente de la coordinadora ciudadana opuesta a la planta J Carvalho, Gobernador de Massachusetts Mitt Romney, Gobernador de Rhode Island Don Carcieri, Fiscal general de Rhode Island Patrick Lynch, Fiscal general de Massachusetts Tom Reilly, senadores John Kerry y Edward Kennedy (demócratas por Massachusetts), senador Jack Reed (demócratas por Rhode Island), senadores Barney Frank and James P. McGovern (demócratas), Lincoln Chafee (republicanos por Rhode Island), director ejecutivo del colectivo Save the Bay (salvemos a la bahía) Curt Spalding, jefe de bomberos de Providence George Farrell, director de Protección Civil Leo Messier, alcalde de Providence David N. Cicilline, ex – asesor contra-terrorismo de la Casa Blanca Richard A. Clarke (dimitió por no apoyar a Bush en la estrategia de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak), etc

Me hubiera gustado listar los nombres de políticos, hombres de leyes, profesionales de protección civil o bomberos, etc., de nuestra ciudad, región o provincia que de alguna manera hubiesen manifestado su opinión responsable contraria a la ubicación de la planta regasificadora de Ferrol.. Aunque conozco algunos casos que sí lo hubieran hecho de muy buena gana, pero. . . ., Apenas un partido político nacional, Izquierda Unida (IE) y uno local, Independientes por Ferrol (IF), han mantenido una postura inequívoca de rechazo y otros que por no seguir las instrucciones partidistas han tenido que dimitir o fueron “dimitidos”. A todos mi agradecimiento por su postura honrada de servicio a la ciudad. Quiero citar en particular la figura de general D. José M. Gabeiras Montero por su firme posición de rechazo a la planta de GNL y por su incondicional apoyo a las asociaciones de vecinos de la zona, en los últimos años de su vida.

Se inicia de inmediato en Fall River una fuerte actividad jurídica en contra de esta decisión. El ayuntamiento instruye a un prestigioso bufete de abogados de Washington que “empapele” los pasos de aprobación de esta planta mediante procesos judiciales, poniendo a disposición de este bufete una asignación de 650.000 dólares para este fin. Las demás ciudades de la zona, indicadas en el mapa y afectadas por el movimiento de los gaseros, siguen esta iniciativa y en días sucesivos al 30 de julio pasado, se realizan plenos especiales en sus respectivos ayuntamientos aprobando aportaciones económicas que se van sumando a la ya conocida de Fall River. También el ayuntamiento de Ferrol inicia los procesos jurídicos de alegaciones y contenciosos y que todavía siguen su curso. Espero que la política de hechos consumados no horade el estado de derecho y se consiga poner la planta en su sitio, fuera de la ría. En España, esta política de hechos consumados parece muy común, pues incluso un alcalde de la región se jactaba de ello diciendo “no conozco ninguna obra que una vez iniciada fuera parada, ni las murallas de China”. ¡y es un alcalde de una ciudad importante!.

En estos momentos, mediados de septiembre, entra en escena la Naval Undersea Warfare Center de New Port sumándose a los esfuerzos que los políticos y personalidades de los estados de Rhode Island y Massachusetts están realizando en Washington para que se revise el proceso de aprobación, teniendo en cuenta el impacto que la navegación de los gaseros puede suponer para la bahía de Narragansett, para la operatividad de la Marina de Guerra y las consecuencias que para la ciudadanía de la bahía podría tener un ataque terrorista a uno de los gaseros o a la planta. También en Ferrol se han realizado informes desde instancias de la Armada Española y que han transcendido a los medios pero que, oficialmente, no fueron ni confirmados ni comentados por los organismos de Defensa.

Hoy día 16 de septiembre, la FERC informa que se abre un nuevo período de consultas sobre la planta de Fall River, en principio sin limitación de tiempo, para analizar y valorar los últimos informes que se habían entregado en ese organismo, principalmente los de la Armada (Navy) en fechas anteriores al día de la aprobación, tal como se lee en un comunicado firmado por los senadores John F. Kerry and Edward M. Kennedy junto con los representantes republicanos Barney Frank and James P. McGovern. Si la revista ATENEA me da la oportunidad de poder informar, en alguna edición posterior, sobre el resultado de estas valoraciones, lo haré encantado.

Este artículo quiere resaltar el grado de involucración en temas sociales que tienen los políticos y administradores de EE.UU. en comparación con los de nuestro país. Además allí en EE.UU. los rechazos de las plantas de GNL está diariamente referenciados en los medios de comunicación escritos y destacar que de las más de 40 plantas solicitadas ya se han cancelado unas 8 por presiones de las poblaciones cercanas. Casos como Rhode Island, Harpswel, Vallejo, Eureka, Tijuana, etc. han sido fuertemente discutidas en estos medios. Aquí en España NO. El lector deducirá las razones, aunque es posible que no sean tan LIBRES para expresar o dejar de expresar opiniones.

También pretendo con este artículo desenmascarar a los que en las poltronas del poder dicen con prepotencia y petulancia que los que se oponen a las plantas de GNL son los de siempre, los enemigos del progreso, etc, etc., etc. En EE.UU. parece que no es así.

Conclusiones:

1º) La planta de GNL de Providence fue rechazada por su proximidad a poblaciones agrupadas pues estaba a 1´5 km de distancia. La de Ferrol está a 100 metros de Mehá, 500 metros de Mugardos y a 1km de Ferrol. Aquí no se han tenido en cuenta las distancias, ya que la planta ha recibido la aprobación del gobierno.

2º) El canal de acceso a la ría de Providence tiene 1.500 metros de ancho. El de Ferrol tiene 200 metros, en donde el gasero puede llegar a cruzarse en el canal. Aquí se ha aprobado sabiendo que el gasero no puede entrar en cualquier condición y menos salir en caso de emergencia.

3º) Los profesionales de Protección Civil y bomberos de Fall River y Providence no solo han informado a la población sobre los riesgos de estas plantas, lo cual es su deber, si no que se han puesto claramente en contra de la ubicación de las mismas. En Ferrol ni se han visto.

4º) Los políticos (demócratas y republicanos) y administradores de las ciudades de Fall River y Providence han tenido una opinión unánime en contra de las ubicaciones propuestas. En Ferrol también, pero a favor, salvo las honrosas excepciones que antes comenté.

5º) La Armada de los EE.UU. se ha opuesto contundentemente en contra de estas ubicaciones en el interior de la ría de Narragansett. Al parecer en Ferrol también, según se ha recogido en los medios.

6º) Los medios de comunicación de las zonas afectadas están jugando un papel muy elogiable ya que han nominado a periodistas en exclusiva para atender el debate sobre las ubicaciones. De hecho todos los datos que he manejado en este artículo los he recibido a través del servicio de “lectores” de los periódicos de la zona de Narragansett y del servicio de “google alert” . ¡Que diferencia de periodismo! Aquí en Ferrol, algún medio hizo lo mismo, nominando a una periodista en exclusiva, pero para informar siempre a favor de la planta.

21

10 2005