Archive for December, 2008

Galicia, Berlusconi y Albania

Galicia, Berlusconi y Albania

Tal como hemos informado en anteriores correos (ver http://www.f-cape.org/category/noticias/page/3/) los ciudadanos de Brindisi (Italia) lograron cancelar la regasificadora de gas natural licuado (GNL) que British Gas pretendía ubicar en el puerto de esta ciudad. Anteriormente, la empresa pública italiana Enel se apartó del proyecto y se comentó que la decisión se tomó después de una reunión entre Tony Blair y Silvio Berlusconi para buscar una salida que acelerara los trámites de aprobación de la ubicación de esta planta regasificadora. Ante las denuncias y protestas de los vecinos la justicia italiana realiza la correspondiente investigación y procesa al presidente y a dos directivos de British Gas de Italia, al ex-alcalde de la ciudad y a unas doce personas más y acusa a algunas de cohecho. La Unión Europea abre expediente con cierta premura porque la planta regasificadora no había observado la legislación comunitaria sobre Evaluación de Impacto Ambiental y la ley sobre Medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas (Directiva Seveso). Ya hemos comentado anteriormente que la Unión Europea no ha sido tan diligente en el caso de la planta de gas de la ría de Ferrol, ya que esta tampoco tiene en cuenta estas Directivas Europeas.

“Il cavallieri” Berlusconi no pierde el tiempo y nada más empezar su nuevo mandato vuelve a ponerse el sombrero de “regasificador” de GNL y se va a Albania el 2 de Diciembre pasado con 2.000 millones de euros bajo el brazo para firmar un curioso acuerdo con su homólogo albanés. Se trata de construir una regasificadora justo enfrente de la ciudad de Brindisi, pero en tierra albanesa, en un lugar al sureste de la localidad de Fier, distante unos 80 km de la costa italiana. Allí los buques gaseros descargarán el gas natural licuado que, una vez regasificado, se enviará a Italia mediante un gasoducto submarino cruzando el estrecho que separa el Mar Jónico del Mar Adriático.

La operación energética que la comisión italiana llevó a Tirana, contempla además la instalación de 250 torres eólicas de 2.000 kW cada una (un conglomerado eólico que totalizará 500 MW, el mayor de Europa) en el mismo parque natural de Llogara, en la maravillosa península de Karaburun. Las empresas participantes tenderán un cable submarino de 400 kV desde el puerto de Vlorë hasta la costa italiana para transportar la energía generada. El descaro de los italianos se completa con un acuerdo de cooperación con Albania en el campo de la energía nuclear. Suponemos que Italia planea ubicar plantas nucleares en Albania pues, como todos sabemos, el debate nuclear en Italia se cerró hace ya muchos años a causa del rechazo general de la población italiana a este tipo de instalaciones. Berlusconi ha prometido dar trabajo durante las obras a ciudadanos albaneses y apoyar la solicitud de entrada de Albania en la OTAN y en la Unión Europea, no faltaba más, aunque no creemos que estas sean las únicas razones del señor Berlusconi.

Sin embargo mucho nos tememos que estos proyectos y otros bajo la política de “suelo albanés por un euro” promovida por el gobierno del país báltico, pueden enfrentarse a prolongadas demoras, por la falta de transparencia en los procedimientos de aprobación, la corrupción, la controversia por la propiedad de las tierras y la resistencia de los ambientalistas albaneses. Además la visita de Berlusconi y sus intenciones no fueron bien acogidas por una gran parte de la ciudadanía albanesa que ha comparado esta visita con la invasión de Albania por los italianos en el año 1939.

Las promesas de Berlusconi nos recuerdan lo dicho en Ferrol en relación con la planta de gas. Sólo un ejemplo. La Voz de Galicia en el suplemento ENERGIA de FUTURO de fecha 2 de Agosto de 2001 (en plena campaña a favor de la planta de gas), aseguraba que esta infraestructura iba a suponer “el principio del fin de la lacra del desempleo en la comarca de Ferrolterra” (sic), la misma falacia miserable. Si es verdad lo que afirma este mismo periódico (que la planta de gas de la ría “exporta” a la meseta la mitad de su producción de gas) es lógico pensar que Galicia está interpretando el mismo papel que Albania ya que, como en el caso albanés, “exportamos” la mitad de la electricidad que generamos. Cuando funcionen todos los ciclos combinados a gas y se duplique la capacidad de la regasificadora aún nos pareceremos mucho más.

http://ecoworldly.com/2008/12/02/a-grandiose-project-in-albania-to-save-italy-from-the-energy-crisis/

http://www.albanian.com/community/vbl/showthread.php?t=23933

http://www.balkaninsight.com/en/main/news/15336/

11

12 2008